Follow by Email

3/03/2013

Let it snow

Justo cuando pensaba que este año no iba a nevar en Madrid capital, viene una ola de frío y me hace darme cuenta de mi error. Y claro, como yo no suelo consultar las previsiones meteorológicas, pues estas cosas me suelen pillar desprevenido.

Cuando empecé a notar los primeros copos de nieve, a la altura de la Plaza Manuel Becerra, pensé "Nah, esto son cuatro copos locos. Yo sigo caminando."

Cuando llegué a la Plaza de la Independencia, tuve que aceptar que había cometido un error.



Pero como soy un cabezón un tipo obstinado, decidí seguir caminando. Lógicamente a la altura de Banco de España, ya me quedaba claro que persistir en los errores no es la mejor política posible.


Así que en cuanto llegué a Callao, me busqué un lugar resguardado para disfrutar del espectáculo.


Y una vez allí, por fin pude cantar aquello de "Let it snow, let it snow, let it snow...".

2/18/2013

Big Culo Day 2013

El 15 de febrero del año pasado, y con motivo de ese magno evento de internet que es el Big Culo Day, colgué un post con una foto de las posaderas de la señorita Padme (sí, ya se que en realidad es la señora de Skywalker, pero como se supone que aquello fué una boda secreta, lo dejaremos en señorita, porque nunca se sabe cuando estará el pérfido Palpatine escuchando). Por si alguno quiere rememorar el momento, puede pinchar en el siguiente enlace.

Lo cierto, es que tras un detallado estudio de las estadísticas de este blog, he tenido que rendirme ante la evidencia. El susodicho trasero, es, con aplastante diferencia, el contenido más remirado, visitado y clicado  de este triste blog. Lo que significa que ni mis fotos del Big Ben, ni mis historias sobre el aprendizaje del Klingon pueden hacer sombra al lugar donde la espalda de la Reina Amidala pierde su regio nombre.

Ante la llegada de la edición de este año del Big Culo Day, me tuve que enfrentar a un peliagudo dilema. O bien mejoro mis fotos y mis anécdotas hasta que logren superar en nº de visitas a las posaderas de la Portman o bien, pasar de todo y colgar otro culo, capáz de igual y quien sabe si superar al anterior.

No hace falta especular sobre que opción, he elegido.









¡¡¡Feliz Big Culo Day, 2013!!!

2/08/2013

¿Quién es más friki?

¿Quién es más friki? ¿El friki o el friki que sigue al friki? Eso, o algo parecido, debieron de preguntarse mis compañeros del Master de Java.

Os pongo en situación. Ya llevo un tiempo reciclando y ampliando mis conocimientos informáticos, porque no sólo de PHP y Klingon vive el hombre. Así que decidí, estudiar Java, por aquello de que hoy por hoy está de moda y porque nunca me había metido demasiado a fondo con lenguajes orientados a objetos. Para los que no tengan ni idea de lo que es Java, o los lenguajes orientados objetos, podéis sustituir la parrafada anterior asumiendo, que estoy ampliando horizontes profesionales, a base de estudiar nuevas formas de expandir, aún más, mis vastos e innegables talentos y.... Vamos que estoy reciclando mis conocimientos, que es lo que debería hacer cualquiera con dos dedos de frente, y que aspire a algo más que a ser reponedor en el supermercado del barrio.

Total, que estaba yo en clase el otro día, mientras mi profesor estaba intentando explicar a una audiencia soñolienta el uso de los filtros en Java.

Profesor: Resumiendo que un filtro, viene a ser como el guardián del Bifröst.
Mis compañeros (todos al unísono): ¿Lo cualo?
Profesor: Ya sabéis, el Puente Arco Iris entre Midgard y Asgard.
Compañero nº 1: Midgard es un módulo de Spring, ¿no?
Compañero nº 2: No, no. Midgard es lo de los servlets y Asgard creo que era de Hibernate.
Compañero nº 3: ¿Seguro que no es algo del Myeclipse?
Profesor (con gesto desesperado): Noooo. Midgard es el planeta tierra y Asgard es donde habitaban los dioses nórdicos y hay un puente de Arco Iris que une ambos mundos y hay un guerrero que guarda el puente y es el encargado de decidir quien puede cruzar el puente y quien no.
Compañeros (al unísono otra vez): ¡Que pedazo de friki!
Profesor: Vaya, ahora no me acuerdo de como se llamaba el guerrero que guardaba el puente.
Yo: Heimdall. Se llamaba Heimdall. Y es el que se encarga de decir eso de "En Asgard no entra con sandalias ni Odín".






Mis compañeros, nos miran alternativamente al Profe y a mí sin saber muy bien cual de los dos está "peor de lo suyo".